Desinfección e higiene con máquinas de Ozono

Sin duda -y varios estudios publicados por la OMS así lo ratifican- el ozono es uno de los tratamiento más eficaces a la hora de desinfectar un espacio cerrado.

De hecho este gas inestable se está convirtiendo actualmente en uno de los desinfectantes e higienizadores más empleados por su efectividad en la lucha contra el coronavirus COVD-19 dada su especial eficacia contra los rotavirus y poliovirus, que pertenecen al Grupo IV, el mismo al que pertenece el coronavirus que hoy en día tiene en vilo al mundo entero.

Lo que nació como un producto para desinfectar, higienizar y desodorizar vehículos, oficinas y hogares, hoy en día se utiliza como tratamiento médico y prevención con unos resultados excepcionales.

¿Qué es el Ozono?

El ozono es un gas que está compuesto por 3 átomos de oxígeno (O3), y se obtiene al someter al oxígeno a descargas eléctricas. En ocasiones se puede detectar en el aire por su color azulado si éste está muy concentrado y también por su fuerte olor, pero desaparece en pocos segundos.

Además, el ozono es un gas que resulta ser bastante inestable, por lo que suele adherirse a cualquier cosa para intentar recuperar su estabilidad.

Esto significa que se trata de una sustancia oxidante que captura electrones que forman parte de otras moléculas.

Con una suficiente concentración de ozono durante un tiempo determinado éste es capaz de desestabilizar a otras moléculas para destruirlas (oxidarlas) totalmente.

Dicha oxidación acaba totalmente con cualquier microorganismo, incluyendo las bacterias y los virus (sí, también con el coronavirus covid-19). Además de destruir también las moléculas causantes del mal olor

De hecho es un desinfectante natural utilizado desde hace muchos años que nos evita tener que utilizar agentes químicos. Además es mucho más rápido y eficaz, ya que es capaz de desinfectar el aire, agua, alimentos, superficies, tejidos y mobiliario, entre otros elementos.

También, como ya hemos apuntado, elimina y neutraliza olores. Esto es así porque el ozono acaba por degradar (oxidar) todo tipo de compuestos transformándolos en subproductos inertes e inocuos que pierden sus propiedades.

Cómo funciona el proceso de desinfección por Ozono (Ozonización)

La desinfección por ozono (proceso que se llama ozonizar, u ozonización) es muy simple, solo dependerá del tamaño del habitáculo y del tiempo que debe durar dicho proceso:

  1. Al encender el equipo una descarga eléctrica convierte el oxígeno (O2) en ozono (O3)
  2. La máquina libera al ambiente de forma automática el ozono
  3. El ozono atrapa las bacterias, virus (también coronavirus) e incluso las moléculas causantes del mal olor
  4. La destrucción microbiana y bacteriana convierte el ozono otra vez en oxígeno, y volvemos al punto 1).

Como ves, el oxígeno se convierte en ozono y al final del proceso el ozono vuelve a convertirse nuevamente en oxígeno, por lo que no deja residuos de ningún tipo y es completamente respetuoso con el medio ambiente.

Eso sí, es importante que una vez terminado el proceso ventiles la estancia para eliminar el exceso de gas.

Cómo desinfectar con equipos de ozono

En el punto anterior has visto cómo funciona el proceso de desinfección a través de la generación de ozono.

Como ya hemos dicho el ozono es el mayor desinfectante y esterilizante que existe, y -siempre según la OMS- en concentraciones de 0,1-0,2 mg/L.min se consigue eliminar cualquier tipo de bacteria y virus en un 99%, incluso en el caso de coronavirus como el COVID-19.

Con menos de 3kg de peso y con una capacidad de producción de ozono de 10.000 mg/hora, este equipo generador de ozono OZON10G es ideal para ser transportado de un sitio a otro, lo cual es perfecto para desinfectar flotas de vehículos (desinfección de taxis por ejemplo), negocios de hostelería como bares y restaurantes, desinfección de habitaciones de hotel, cualquier tipo de negocio, oficinas, etc.

Gracias a su estado gaseoso, el ozono puede penetrar en todo tipo de rincones y superficies fácilmente, permitiendo de este modo eliminar los coronavirus eficazmente.

Así, el ozono no sólo se acaba con los ácaros, virus y bacterias, sino que además se elimina cualquier tipo de olor, ya sea de tabaco, animales o humedad, entre otros.

Para desinfectar con ozono existen en el mercado varias opciones, desde pequeños aparatos domésticos a grandes cañones de ozono industriales.

Ozonizador portátil OZON10G

El ozonizador portátil OZON10G forma parte de los equipos generadores de ozono profesionales, de hecho es ampliamente utilizado en el sector e industria del automóvil para desinfectar, higienizar y desodorizar todo tipo de vehículos.

Por su poco peso (no llega a los 3 kilos), el asa que incorpora y la producción de ozono de 10.000 mg/hora, lo hacen una herramienta muy útil en todos los sectores que pueden necesitar desinfectar estancias cerradas y de acceso público: negocios abiertos al público, oficinas, habitaciones de hotel, taxis, autobuses escolares, aulas, etc.

Este equipo generador de ozono profesional es apto también para ser utilizado a nivel particular, tiene un año de garantía y permite ser utilizado durante horas.

Comprar


Be the first to comment “Desinfección e higiene con máquinas de Ozono”

whatsapp